En el caso de ser diabético, y por diabetes entendemos todos los tipos y grados de diabetes lo primero es un control riguroso de su enfermedad. Hay muchos pacientes que consideran  que solo son diabéticos los pacientes que tienen la glucosa alta y se inyectan insulina. Esto no debe de ser considerado así, ya que es tan seria una diabetes del adulto o tipo II tratada con pastillas(¨no si yo no soy diabético , solo me tomo una pastillica al día¨) que una diabetes tipo I tratada con insulina. Por tanto en primer lugar debe ponerse en manos de su médico y controlar su enfermedad que por muy asintomática que sea no deja de ser seria.

El paciente diabético en muchas ocasiones desconoce que es diabético y muchas veces hemos sospechado en nuestra clínica remitiendo al paciente a su médico  al presentar lesiones orales sospechosas de diabetes.

Una vez controlado al máximo su enfermedad es el momento de arreglar su boca.

Un paciente diabético no solo puede sino que debe arreglar su boca. Por supuesto en nuestra clínica dental tomaremos todas las precauciones y seguiremos todos los protocolos necesarios igual que se hace con cualquier otra enfermedad.