Ante un diente que cambia de color debe de acudir a la clínica para ser diagnosticado correctamente.

Normalmente cuando un diente se pone de forma progresiva más oscuro (grisáceo o marrón) es porque ha sufrido algún tipo de traumatismo. En ocasiones son pequeños traumatismos que han sido hace tiempo e incluso no recordamos. Esta tinción es interna del diente, y no se elimina limpiando la superficie del diente, a diferencia de las tinciones por depósito de pigmentos que si se puede retirar la coloración puliéndolo.

Normalmente en las tinciones internas o intrínsecas la vitalidad del diente está afectada y en primer lugar necesitará un tratamiento pulpar (endodoncia, o quitar el nervio). En otras ocasiones el diente se ha podido poner oscuro por tener ya realizada la endodoncia y el propio material con el que se realiza con el tiempo sufre este proceso de tinción.

Ante una tinción de este tipo debe de acudir a la consulta para realizarle un diagnóstico correcto, para solucionar el problema.

Una vez tratado el problema podremos corregir la descoloración que presenta con blanqueamiento interno, carillas, coronas,…

Blanqueamiento interno realizado en nuestra clínica