Gingivitis

La gingivitis es la inflamación de las encías. Es una forma leve de enfermedad gingival y tiende a tener como resultado unas encías inflamadas y enrojecidas.

Su principal síntoma es  el sangrado de encías cuando te cepillas o usas el hilo dental o muerdes algo duro como una manzana, aunque también puede ser sangrado espontaneo, incluso a veces puede aparecer sangrado en la almohada. En otras ocasiones se puede manifestar por mal aliento(halitosis).

La gingivitis es tratable, por eso es importante que acudas a que te revisemos y no evolucione a fases más graves como la periodontitis.

Si usted es fumador tiene más posibilidad de padecer enfermedades de las encías, además el principal signo de alerta que es el sangrado, suele estar disminuido al llegar menor aporte de sangre a las encías.

Si en su familia hay alguien que padezca enfermedades de las encías también es más probable que usted las padezca.

Causas de gingivitis

La principal causa de gingivitis es la acumulación de placa, una capa de bacterias y restos de alimentos  que se desarrolla continuamente por encima, alrededor y entre los dientes, en especial en zonas de difícil acceso. Estas bacterias irritan las encías y pueden provocar su inflamación. Su calcificación dificulta su eliminación (sarro).

Por otro lado, también se desarrollan pequeños espacios o «bolsas» entre las encías y los dientes. Si no se tratan, estas bolsas pueden hacerse cada vez más profundas y desarrollar problemas más graves como la sensibilidad dental o la periodontitis.

¿Como tratar la gingivitis?

Es fundamental que sea aconsejado por un especialista, el tratamiento con pasta y colutorios específicos solo es una ayuda, pero no es suficiente. La evolución de una gingivitis no tratada es el paso al siguiente eslabón, que es la periodontitis o enfermedad periodontal. En muchas ocasiones será necesario incluso el tratamiento con antibioticos.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es el siguiente paso a una gingivitis. En la periodontitis ya no solo existe inflamación de encías sino que además los tejidos de sostén de los dientes(periodonto) se ven afectados en mayor medida, comenzado a haber una perdida del hueso que rodea a las piezas dentales, avanzando de forma progresiva, hasta provocar si no se trata movilidad e incluso perdida de dichas piezas .

Enfermedad periodontal del adulto avanzada

Es una enfermedad, que afecta a entre un 15% y un 20% de los adultos de entre 35 y 44 años, según la Organización Mundial de la Salud. La periodontitis es el motivo principal de la caída dental en los adultos. Este trastorno no es común en los niños, pero su presencia se incrementa durante la adolescencia.

 ¿Son contagiosas las enfermedades de las encías ?

La enfermedad periodontal es una infección producida por bacterias y como tal puede contagiarse.

Estudios de investigación recientes han demostrado que personas que conviven durante años con un paciente periodontal tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Los familiares más susceptibles serían los hijos y las parejas estables y el vehículo de transmisión la saliva.

Si usted padece esta enfermedad conviene que aconseje a sus familiares realizar una sencilla revisión.

No se ha demostrado contagio entre parejas ocasionales,

Sí entre las que conviven durante años…

¿Se cura la enfermedad periodontal?

El tratamiento consigue detener la enfermedad periodontal de forma indefinida con el consiguiente mantenimiento de los dientes. En la práctica esto se puede entender como curación, con el matiz de que no podemos olvidarnos de realizar las visitas periódicas de mantenimiento, según el protocolo establecido por nuestro dentista o periodoncista. En caso contrario la enfermedad vuelve a reactivarse. En la mayoría de los casos se trata de una enfermedad crónica que podemos estabilizar.En ocasiones no se consigue este resultado de control total y en este caso la enfermedad avanza, aunque de forma más lenta que sin tratamiento.

Estos casos son:

  • Formas muy agresivas como las que aparecen en niños o adultos muy jóvenes.
  • Fumadores de más de un paquete al día.
  • Pacientes con enfermedades generales como diabetes graves o que toman ciertos medicamentos.

¿Una encía enferma puede perjudicar a los deportistas?

Sí. Tradicionalmente era recomendado por los preparadores físicos de los deportistas que se realizaran una revisión bucal cuando sufrían algún tipo de lesión muscular o articular de causa poco clara, aunque no se conocía bien el por qué.

Recientes estudios han permitido relacionar la presencia de enfermedad periodontal con la disminución de la capacidad muscular, flexibilidad y rapidez de respuesta física. En esta línea se deberá en el futuro seguir investigando, pero hay razones fundadas para pensar que una encía sana es la mejor garantía de un buen rendimiento físico.

¿Puedo colocarme implantes si tengo enfermedad periodontal?

Si. Los implantes colocados en la boca están sometidos a los mismos riesgos de infección que los dientes. Nunca deben colocarse implantes sin un control adecuado de la periodontitis, pero una vez conseguido éste, se comportan igual que en un paciente no afectado por la enfermedad.

La mejor manera de asegurar un buen resultado a largo plazo de su tratamiento con implantes es asegurarse de que no se tiene enfermedad periodontal o en caso de estar afectado, tratarla antes .

Relación entre enfermedad periodontal y enfermedades sistémicas

Múltiples estudios han revelado la asociación existente entre enfermedad periodontal y alteraciones cardiovasculares. Algunas de las dolencias con las que se relaciona la enfermedad periodontal y el sistema cardiovascular (SCV) son: endocarditis bacteriana, infarto del miocardio, cardiopatía isquémica, trombosis, insuficiencia coronaria y venas varicosas.

La relación entre la enfermedad periodontal y las afecciones respiratorias se establece cuando se ha producido un fallo en los mecanismos de defensa.  

Las enfermedades más frecuentemente relacionadas son: neumonía bacteriana, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y abscesos pulmonares.

La diabetes mellitus es otra de las enfermedades relacionadas con las dolencias periodontales, existiendo una relación directa entre ambas, ya que tienen asociaciones microbiológicas e inmunológicas en común. La principal evidencia es que la glucemia en ocasiones se estabiliza después del tratamiento periodontal y que la enfermedad periodontal desestabiliza la glucemia.

También se asocian las enfermedades de las encías con afecciones renales, trastornos cerebrovasculares y determinadas complicaciones del embarazo, como un parto prematuro y bajo peso al nacer.

Factores de riesgo de la enfermedad periodontal

El estilo de vida puede convertirse en un factor de riesgo para la salud periodontal debido al consumo de alimentos inadecuados, a la falta de ejercicio, el consumo de alcohol y a otras sustancias.

El tabaquismo es el factor de riesgo principal, que afecta a la prevalencia y progresión de las periodontitis e interfiere con la cicatrización de los tejidos. Puede ser un factor clave en la progresión de una gingivitis a una enfermedad destructiva.¨El tabaquismo es causa y además dificulta el tratamiento de la enfermedad periodontal¨

Otro de los motivos por los que aparece la enfermedad periodontal es la predisposición genética.  

Seguir una inadecuada higiene oral es otro de los factores de riesgo más extendidos. El apiñamiento dental y otros problemas de malposición dentaria pueden dificultar la realización de una completa limpieza oral diaria, provocando un alto riesgo de padecer patologías periodontales.

Embarazo y enfermedad periodontal

Las variaciones hormonales que experimentan las mujeres durante la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia, en la terapia de reemplazo hormonal y en el uso de anticonceptivos orales producen cambios significativos a nivel del periodonto, especialmente si existe inflamación gingival provocada por placa bacteriana preexistente.

La gingivitis del embarazo es muy común y afecta a entre un 60-75% de las mujeres embarazadas. Los signos de la enfermedad comienzan durante el segundo mes de gestación y alcanzan su pico máximo en el octavo mes. Una forma de prevenirla es acudir a su dentista en el primer trimestre de embarazo, donde seguramente se le realice una limpieza bucal.

Estos problemas orales se han relacionado con el peso bajo del bebé y el nacimiento prematuro. Las mujeres embarazadas deben someterse al tratamiento inmediato de la enfermedad periodontal para reducir el riesgo de complicaciones prenatales y postnatales. ¨UNA MUJER EMBARAZADA, NO SOLO PUEDE TRATARSE, SINO QUE DEBE TRATARSE¨

Tratamiento de las enfermedades de las encías

El tratamiento de las enfermedades periodontales es totalmente indoloro, ya que generalmente lo realizamos bajo anestesia local.

El tratamiento de las enfermedades periodontales varía en función del estado de avance de la patología. Si la enfermedad se encuentra en un periodo inicial, es necesario eliminar las bacterias acumuladas mediante una profilaxis profesional, realizada por profesionales como el dentista o el higienista dental.

En el caso de la periodontitis, el tratamiento suele organizarse en dos fases. En la fase básica se eliminan las bacterias periodontales mediante el raspado y alisado radicular (curetajes)En enfermedades cuyo estado es más grave se considerará acceder a las bolsas periodontales profundas realizando una cirugía periodontal. A veces, en este tipo de fases se aplican técnicas de regeneración ósea. Si las encías están muy retraídas puede llevarse a cabo una cirugía periodontal con injertos para cubrir la parte que se ha perdido tras su deterioro.

Es necesario instruir a los pacientes sobre qué es la enfermedad periodontal para que adquieran hábitos de higiene oral adecuados, abandonen el hábito tabáquico y puedan prevenir que la afección periodontal vuelva a manifestarse.