La amalgama dental está formada en un 50% aproximadamente por mercurio (mercurio inorgánico), siendo la plata el segundo material en importancia en la composición de la amalgama.

 A partir del 1 de julio de 2018, se prohibirá el uso de amalgama para el tratamiento de los dientes de leche, para el tratamiento de los niños menores de 15 años y para el tratamiento de las mujeres embarazadas o en período de lactancia, salvo que existan necesidades médicas específicas y el dentista crea conveniente .

Utilizada  durante más de 150 años.

 Los separadores de amalgama de los equipos dentales serán obligatorios. Nuestra clínica dental ya dispone de dichos separadores.

Las normas especifican para los separadores que deben retener al menos el 95 por ciento de las partículas de amalgama. Todos los separadores deben cumplir con este nivel de eficiencia en el filtrado antes del 1 de enero de 2021. Los equipos dentales instalados a partir del 1 de enero de 2018 deberán obligatoriamente incorporar este tipo de separador. Esta regulación es válido para todas las clínicas dentales que coloquen amalgama o retiren amalgama o extraigan dientes que contengan amalgama.

Los dentistas deben asegurarse de que todos los residuos de amalgama son manejados y recolectados por un establecimiento de gestión de residuos autorizado.

El Reglamento aprobado se basa enteramente en las preocupaciones medioambientales y no existe ninguna razón basada en la evidencia para restringir el uso de la amalgama dental por motivos de salud.

No hay justificación para la eliminación de las restauraciones de amalgama clínicamente satisfactorias como precaución, excepto en aquellos pacientes diagnosticados con reacciones alérgicas a los constituyentes de la amalgama.

El proceso de eliminación de las restauraciones de amalgama libera temporalmente el vapor de mercurio y se produce una mayor absorción. Los niveles de mercurio después de la de retirar una amalgama de plata alcanza los niveles de bases entre 7 y 10 días después. Los trabajadores de la clínica dental son el personal más expuesto a la inhalación de vapores de mercurio, sin embargo no hay estudios que demuestren ningún efecto sobre su salud pese a que poseen concentración en orina en torno a 5-6 veces mayores que la población general.

No tiene sentido cambiar una amalgama en perfectas condiciones excepto en un porcentaje muy bajo de casos se relacionan reacciones alérgicas o la aparición de liquen plano por la presencia de amalgamas dentales (menos del 0,3% de los casos).

En la clínica dental Eduardo Abad llevamos muchos años sin utilizar amalgamas para el tratamiento de nuestros pacientes. Tampoco  somos partidarios de sustituirla por composite de forma rutinaria salvo que sea estrictamente necesario.Disponemos de sistema de aspiración con decantación de amalgamas para proteger el medio ambiente.¨